NO SE LO CUENTES A NADIE...
Se trata de un trabajo de comunicación interna y prefiero no decir de qué cliente se trata. He cambiado las tipografías, colores y textos del proyecto pero manteniendo los conceptos y dinámicas, que es lo que me interesa contaros realmente. 
Para respetar la confidencialidad del cliente y sus procesos, en esta ocasión lo llamaremos “la marca equis”.
Necesitábamos transmitir a toda la plantilla el plan de transformación digital que la compañía estaba a punto de comenzar y sus beneficios. 
Debíamos comunicar los cambios concretos que iban a suceder y, al mismo tiempo, desmontar los prejuicios y miedos que siempre se tienen cuando una gran empresa se transforma. Todo ello dirigido a departamentos muy diferentes (oficina, comercial, logística...) con agendas muy ocupadas.
LA DIGITALIZACIÓN PARECE UN MISTERIO, PERO NO LO ES
Todo lo que lleva la palabra “digital” nos parece un misterio. Transformación (digital), evolución (digital)… incluso, televisión (digital). 
 
De primeras suena difícil, algo con un componente tecnológico creado por gente que nada tiene que ver con nosotros. Y, cuando la empresa te dice que va a emprender un plan de transformación digital, todos pensamos… “Y esto, ¿qué será?”
La digitalización no es algo ajeno ni difícil. Al contrario, puede a ayudarte y te contamos cómo.
Un concepto para hablar del cambio en positivo y crear interés por el contenido. Además, nos permitió utilizar los canales propios de la empresa y dirigimos a toda su plantilla de una forma transversal y cercana.
EL FORMATO: MILENIO DIGITAL
Decidimos adaptar el programa Cuarto Milenio y usar a Iker Jiménez como interlocutor. Él fue el guía perfecto en el viaje que emprendimos a lo aparentemente desconocido e inexplicable. 
Fueron de 6 episodios en los que Iker abordó 6 temas diferentes junto a perfiles relevantes de la empresa, con la parafernalia y lenguajes habituales de su programa. 
Cada tema se enriqueció además con la interacción de los empleados y empleadas. Al final de cada episodio, abrimos un canal de comunicación para hacer llegar sus dudas o comentarios, y creamos pequeñas dinámicas de gamificación en las piezas de comunicación para generar interés.
1. TEASER DE CAMPAÑA
Unos días antes de estrenar el primer episodio, lanzamos una serie de intrigantes mensajes protagonizados por un personaje en la sombra que, más tarde, resultaría ser Iker Jiménez.
Interferencias en las pantallas de los ascensores, vídeos por email, envíos por whatsApp e incluso mensajes a través de la megafonía del edificio, nos ayudaron a conseguir la expectación que necesitábamos.
2. CADA EPISODIO
Seguimos usando los medios propios de la empresa para presentar cada programa a los distintos departamentos. Diferentes gráficas de ciencia ficción presentaron el misterio que resolveríamos esa semana.
3. CONTENIDO OCULTO
Cada semana aparecieron unos códigos QR en diferentes soportes: en algunos puestos de trabajo individuales, en las zonas comunes e incluso ocultos en los carteles. Con ellos la gente podía acceder a contenido oculto: gifs y stickers digitales de Iker, las tomas falsas de la semana anterior... no era algo indispensable pero sí aportó valor a la acción y ayudó a que la gente hablara de ella. 
Personalmente no soy muy fan de los códigos QR pero sí me pareció un medio adecuado para esta ocasión, ya que el éxito no dependía de su uso y que teníamos al público cautivo.
4. RETA A TUS COMPAÑEROS
Una vuelta al clásico test para demostrar los conocimientos adquiridos cada semana. Para fomentar la participación, decidimos que fueran los trabajadores los que retaran a sus compañeros a hacer el test. Mantuvimos un ranking durante la campaña en el que el retador sumaba puntos por sus propios aciertos y por los fallos del otro.

Quizá te interese...

Volver arriba